Tu ley, es lo que quiero hacer,
Es de momento encontrarme de tu mano,
Bajo tu eterno cuidado, sin temores ya olvidados,
Es saber amar a los hermanos, guiada de tu mano,
Arrojarme en tus brazos porque estoy en tu cuidado,
Despojarme de conceptos ya no necesarios,
Mantener mi alma limpia y dispuesta a dar todo,
Aprender de ti el andar, y tu sabiduría imitar.
De ti aprender a como en verdad amar,
Sembrando perdón y negación por donde quiera que voy.
Recogiendo de tu gracia, quiero ser de ti la alabanza,
De mi alma restaurada, sumergirme en la esperanza,
De mirarme en tu mirada, y extasiarme de tu alma,
A ti expando mi alma en sublime alabanza,
Gozando de tu bendición, solo quiero dar amor.
Y crecer en virtud, paz y amor, y reflejarte a ti SEÑOR.
-de Lisset, Cuba

Escribe un comentario

Debes registrarte para publicar un comentario. Entrar »